Un vino por un beso

Acaba de terminar la semana de la dulzura pero, ustedes saben, en marianobraga.com somos bastante monotemáticos. Si te quedaste con ganas de azúcar, tomá nota de 5 de mis mejores vinos dulces recomendados de la Argentina.

Los vinos dulces nunca terminaron de convencerme. Un poco empalagosos, cansadores, aplastantes después de dos sorbos. Pero una noche en particular, en la cima de Roma, me invitaron una copa del Ben Ryè Passito di Pantelleria… y toda esa mirada cambió.

Le encontré el gustito a los vinos acaramelados que, lejos de la simplicidad, pueden alcanzar niveles altísimos de calidad y sofisticación. Sin ir más lejos, algunos de los exponentes más costosos y distinguidos del globo llevan consigo una cuota generosa de azúcar residual. Oporto vintage, Sauternes, Tokaj y así podríamos seguir hasta el hartazgo…

En fin, vamos a lo importante. Lean con atención y chusmeen las góndolas de por ahí a ver si encuentran estos recomendados que son, a mi criterio, cinco de los más ricos dulces nacionales:

 

Lagarde Dolce
Lagarde – Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza

lagardedolceEs un tapado. Uno de esos que se ven poquito pero que gustan siempre. Hoy la moda está puesta sobre este estilo: el de las burbujas simples, dulzonas y ricas. Una de las maneras en las que en Argentina entendemos al Prosecco, por así decirlo, y eso le da cierta distinción, cierta flexibilidad para disfrutarse solo, jugarse al coctel o dejarlo como aperitivo. Y en todos esos terruños, les juro, sabe moverse cómodamente. 100% Moscato Bianco, alcohol bajito (apenas 7,6%) y las ganas de tomártelo todo.

Precio sugerido en Argentina: 96 pesos (10 dólares)

 

Navarro Correas Alegoría Tardío
Navarro Correas – Mendoza

alegoriatardioEn la alta gama argentina, seguramente junto al Single Vineyard de Terrazas de los Andes, es de lo más más. Un 60% de Semillon sumados a un 40% de Sauvignon Blanc, pero la primera es la que deja su marca melosa bamboleándose por las encías. Es caro, sí, y además es bien dulce, con lo cual tenés que pensarlo dos veces antes de comprarlo.

Uno.

Dos.

Ok, a la góndola.

Precio sugerido en Argentina: 168 pesos (18 dólares)

 

Santa Florentina Tardío Otoñal
Cooperativa La Riojana – Valles de Famatina, La Rioja

florentinatardioLos Torrontés dulces son bien especiales, porque ya per se es una variedad que tiene nariz golosa. Pero cuando el azúcar residual es generoso (unos 100 gramos por litro, en este caso), los membrillos y el olor al pan dulce despuntan y lo hacen completamente distinguible. Lo mejor de este amiguito es su buen precio, que lo vuelve inmejorable para compartir un mediodía de quesos con amigos y entregarse a una siesta letal.

Precio sugerido en Argentina: 74 pesos (8 dólares)

 

Santa Julia Chenin Dulce Natural
Bodega Santa Julia – Santa Rosa, Mendoza

juliachenindulceCuando nombrás un vino dulce, a muchos el primero que se les viene a la mente es éste. Pionero total en su categoría, aun cuando los blancos empalagosos no eran vedette. El 8% de alcohol lo hace híper bebible, le regala ligereza a la boca porque acá, a pesar del azúcar, la acidez equilibra con buen gusto. Además, lo conseguís en cualquier rincón de la Argentina, lo cual es un dato para nada menor.

Precio sugerido en Argentina: 49 pesos (5 dólares)

 

Cafayate Torrontés Cosecha Tardía
Bodegas Etchart – Cafayate, Salta

cafayatetardioCombatiente como pocos, y ganador como ninguno. Los Etchart conocen todas las caras del Torrontés, y acá te lo sirven en bandeja, en una versión súper dulce que le saca brillo al mejor atributo de la cepa: su costado exageradamente oloroso. Miel, dulce de membrillos como los que compraba en Estancia El Rosario y una boca sucrosa que deja una hermosa huella.

Precio sugerido en Argentina: 35 pesos (4 dólares)