UN VINO de Federico Benegas Lynch

Un espacio en MarianoBraga.com en el que destacadas personalidades de la gastronomía, la enología y la cultura en Argentina y el mundo nos cuentan sobre ese vino que les dejó una huella. Esta vez, Federico Benegas Lynch.

Federico Benegas Lynch  es enólogo y Presidente de Bodega Benegas, Mendoza, Argentina

 

Un vino que me marcó fue el Alter Ego de Château Palmer, de Margaux, Burdeos, pero si tengo que escoger esa etiqueta puntual que en algún momento significó un antes y un después, destacaría el Broquel 1963 de Benegas Hermanos. Fue un blend de Cabernet Sauvigon y Cabernet Franc que probé la última vez en Baltimore, junto a Jay Miller y el sommelier del restaurante con la mejor carta de vinos de la ciudad. Fue en el año 2009.

Era un vino de 45 años de Argentina con rojos vivos, nada de ajerezamiento y finos perfumes, que me confirmó una filosofía familiar de hacer grandes vinos, y que estaba en el camino correcto con lo que actualmente elaboramos nosotros. Tema aparte fue mi orgullo al abrir una botella de esa edad y en ese estado hecha por mi padre. La botella vacía quedó en una estantería de viejas reliquias entre Mouton Rothschild y Harlan Estate.

 

Proveniente de una de las familias bodegueras más tradicionales de la Argentina, Federico Benegas Lynch destaca con orgullo una etiqueta antiquísima del país, en tiempos en los que la industria del vino local era realmente distinta a la que vivimos actualmente. Un blend de Cabernets, algo poco usual en nuestros días, que da muestras de que en nuestro país también hay vinos de excelencia que con el correr de los años pueden evolucionar hasta volverse inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *