Stout: un estilo, miles de opciones

Si existe un estilo de cerveza que es realmente variado, flexible y muestra diferentes matices, ése serían definitivamente las Stouts. Demos un paseo por su mundo.
Por Marcelo Braga, propietario de Nuevo Origen Microcervecería

Si existe un estilo de cerveza que es realmente variado, flexible y muestra diferentes matices, ése serían definitivamente las Stouts. Originarias de Inglaterra, el término “Stout” hacía referencia a las cervezas Porters más fuertes; después se fue modificando y adaptando a los lugares de producción y comercialización, hasta quedar como un estilo con distintas variedades que presenta muchas gamas entre sí. Pasemos a enumerar algunas de las negras opciones que tenemos:

Dry Stout // Tal vez es el subestilo más común y consumido en el mundo. También llamado “Irish Stout” debido a la fama que le otorgó la Guinness. Oscura, seca, amarga, con notas a café torrado y una espuma cremosa y duradera hasta el final, muchas veces gracias a la gasificación con nitrógeno. Además, tiene un bajo contenido alcohólico (entre un 4% y un 5%). Entre las cervezas de referencia encontramos la Guinness Draught y Murphy’s.

Sweet Stout , Cream Stout o Milk Stout // Aquí siguen dominando los aromas tostados, pero la cerveza no es seca como la Dry Stout, sino que quedan algunos azúcares no fermentables que le dan un toque más dulzón. Olvídense de que sea parecida a la Stout de Quilmes. Entre los máximos exponentes pueden encontrar la Samuel Adams Cream Stout y la Antares Cream Stout que se vende tirada en sus bares.

Oatmel Stout // Una Stout que cuenta con el agregado de avena, lo que le otorga un cuerpo más cremoso y untuoso. Si la tuviésemos que definir, diríamos que es un punto medio entre las dos anteriores. Ejemplos como la inglesa Samuel Smith Oatmeal Stout son referentes de este estilo.

American Stout // Como todo estilo, tiene una versión americana, en donde los lúpulos son más importantes que en los otros subestilos. Más alcohólica que las anteriores (entre 6% y 7%), es la adaptación al gusto americano de este clásico.

Foreing Extra Stout // La primera variedad de Stout fuerte que tenemos. Los aromas de granos tostados, chocolate, licor y frutos secos son dominantes; una leve nota a alcohol también es perceptible. Son Stouts producidas en o para mercados del trópico. Su contenido alcohólico varía entre 6% y 8%. Lion Stout (de Sri Lanka), Dragon Stout (de Jamaica) y Guinness Foreing Extra Stout (de Irlanda) son exponentes de este subestilo.

Imperial Stout // Producidas para exportar a Rusia para deleitar a un pueblo acostumbrado a bebidas de mayor grado alcohólico como el vodka. La más negra, tostada y compleja. La de mayor cuerpo. La extrema de las Stouts. Muchos aromas a licor, chocolate y café y un alcohol que supera el 8% y llega hasta el 12%. Cervezas como la Paradox de BrewDog, la Rogue Imperial Stout son íconos internacionales. Entre las opciones argentinas, se encuentra una gran cerveza como La Loggia Imperial Stout, que no tiene nada que envidiarle a los grandes exponentes mundiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *