7951469724_a0e5f03ae2_o

Rioja entre copas

En los últimos años, las grandes zonas vitivinícolas del mundo han logrado crear una industria turística magnífica. España es un icono indiscutido del enoturismo global, y Rioja parece ser su mejor exponente.

Hay que admitirlo: quienes somos amantes del vino nos esforzamos por encontrar nuevas excusas para andar los caminos de la vitivinicultura. Y el enoturismo es uno de ellos; esta idea divertida de recorrer bodegas, conversar con los enólogos, participar de festivales en torno a las etiquetas y descansar en un resort de lujo rodeado por barricas.

Allí, claro, las grandes regiones vitivinícolas del mundo han logrado crear una industria magnífica que, con el correr de los años, se ha perfeccionado enormemente. España es un ícono indiscutido del turismo enológico global, y La Rioja, su más delicioso exponente. Esta región, una de las únicas dos Denominaciones de Origen Calificada (DOCa) del país, es famosa por sus tintos corpulentos y por el perfil inigualable de la Tempranillo, su cepa más representativa.

“Es cierto, Rioja ha sido la impulsora del enoturismo en toda nuestra zona, factor que fue ayudado por la construcción de grandes bodegas de diseño y, a su vez, por el movimiento enoturístico que está siendo una plataforma mediática para dar a conocer la DOCa Rioja en el mundo”, nos cuenta Ane Echeverría, responsable de Relaciones Públicas de “Marqués de Riscal. A Luxury Collection Hotel”, una de las opciones de alojamiento más bellas de la región.

Este hotel, un alocado edificio diseñado exquisitamente por el arquitecto canadiense Frank Owen Gehry, está ubicado en Elciego, una ciudad medieval veinte kilómetros al oeste de Logroño. Esta pequeña población, de poco más de 1.000 habitantes, es el punto de partida perfecto para una aventura enoturística: recorridos en 4×4 por los viñedos, recorridos a caballo o, si lo prefieren, la posibilidad de hacer su propio vino en alguna de las bodegas que rodean la ciudad. ¿Buscas más aventura? Entonces puedes pensar en descorchar un Gran Reserva a varios metros de altura, sobre un globo aerostático y sobrevolando los magníficos paisajes riojanos.

Haro es otro de los puntos infaltables en un verdadero itinerario enológico por La Rioja. Referente absoluto de La Rioja Alta (una de las tres subdivisiones de la DOCa, compartiendo espacio con La Rioja Baja y La Rioja Alavesa), aquí se pueden recorrer bodegas tan afamadas como son Bilbaínas, Muga o López de Heredia Viña Tondonia, otro icono arquitectónico mundial que vale la pena ver en persona.

Claro que aunque las alternativas de hospedaje son infinitas (y las hay para todos los paladares), en la DOCa Rioja lo mejor es que cada día pueden planificarse nuevas aventuras: exclusivos spas, museos del vino y centros de cata, restaurantes de excelencia con la mejor gastronomía autóctona y una serie infinita de actividades recreativas para toda la familia.

Pero esto que contamos no es un secreto. Hoy, los turistas llegan a la región procedentes de todas partes del mundo, alimentando una industria creciente que muestra un futuro ilimitado. Los viajeros locales son el fuerte, pero también arriba anualmente una enorme cantidad de visitantes de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Francia, seguida por Latinoamérica.

Por eso, si aún sigues pensando el destino de su próximo viaje, Logroño, Haro, Elciego y otras encantadoras ciudades riojanas pueden ser tu excusa perfecta para combinar vinos y relax en un coctel inolvidablemente asombroso.

 

EN ESTE LINK PUEDEN VER EL ARTÍCULO ORIGINAL PUBLICADO EN “EXPERIENCIA GOURMET”, LA REVISTA DE LOS ALMACENES GASTRONÓMICOS DE LA CADENA MEXICANA DE GRANDES TIENDAS “LIVERPOOL”

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último en Instagram
|

¿Te gustaría recibir todas nuestras novedades?

¿El culo habla?

Culo o picada, es esa curvatura cóncava que tienen las botellas en su base. Algunas incipientes, apenas perceptibles, pero otras

Ver más »