carignancuadrado

Reivindicarte, Cariñena

Disfrazada de vino común de mesa, escondida detrás de la Cordillera como la eterna gran promesa tinta o, también, pisoteada por la célebre Tempranillo y compañía en la madre patria. Pobrecita ella, hoy te vamos a redimir.

“La Carignan en Chile será la uva autóctona, superando en prestigio al Carménère”, me sugirió el bodeguero José Manuel Ortega Fournier algún tiempo atrás, dejándome perplejo. ¿Una uva todavía desconocida y por muchos olvidada funcionando como ícono de uno de los mayores países vitivinícolas del globo? Y ojo que Fournier sabe de lo que habla: nacido en España y con bodegas en Argentina y Chile, su mirada internacional del mundo del vino siempre es certera. Es que, intuyo, la historia de esta uva recién acaba de comenzar.

Española hasta la médula, al punto tal de ser sinónimo directo de parte de la cultura vitivinícola de la península, la Cariñena nunca ha encabezado listas, pero ahí sentada al costadito de la Tempranillo y la Garnacha ha sabido complementar divinamente muchas de las etiquetas más distinguidas del viejo continente.

También en Francia tiene su espacio. Allí, difundida como Carignan, se disfraza de vino común de mesa (el famoso vin de pays) para regar la cotidianeidad del sur del país, especialmente en la región de Languedoc-Roussillon.

El vino que exuda de ella es quizás incomprendido y de aquí que todavía hoy muchos la dejen a un lado. Por su gran contenido de taninos, la longevidad de la Cariñena es un hecho sabido, al igual que su acidez crocante y un color tan oscuro como la luna nueva. Pero así como posee sus aciertos, también es cierto que aromáticamente no se destaca por su exuberancia y que tanta astringencia dificulta la creación de etiquetas elegantes. Seguramente sea por esto que su fama y dispersión internacional aún se hagan esperar.

La Cariñena habita en varios puntos de Europa, pero también pueden ustedes toparse con exponentes interesantes (en su mayoría en blends) en los Estados Unidos, Sudamérica, China e, incluso, en México. Solo es cuestión de buscarla, reivindicándola a fuerza de sorbos.

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO ORIGINALMENTE EN LA REVISTA EXPERIENCIA GOURMET, DE MÉXICO

¡Comparte!

3 comentarios

  1. Algunaas tal vez se consigan, hoy estuve en Vall Llach y me dijeron q venden a Brasil y Arg…vuelvo a BsAs en unos diaas y llevo la valija llena d carinyena..quien guste chifla!

  2. Desde mi muuy humilde opinion, la carinyena o samsó, como la llaman por aquí ( priorat) es la futura, si ya no lo está siendo, reina del nuevo estilo de priorats… Porrera es su meca, grandes 100% carinyena de viñas viejas empezaron a asomar, cosecha 2010 como bandera, la estan «rompiendo»…a mi aromaticamente, la carinyena que crece en altura y roca, me enamora

    Algunas etiquetas: arbossar, vall llach, tros de clos, ferrer bobet vinyes velles, cims de porrera…y estas son solo ejemplos de las más destacadas..

    Sin dudas, a reivindicarla!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último en Instagram
|

¿Te gustaría recibir todas nuestras novedades?

¿El culo habla?

Culo o picada, es esa curvatura cóncava que tienen las botellas en su base. Algunas incipientes, apenas perceptibles, pero otras

Ver más »