Malbec en la boca de Tim Atkin

Un grupo de popes absolutos que nos van a hablar del Malbec desde su punto de vista. Anécdotas, experiencias, historias en torno al gran tinto nacional en una serie de entrevistas a figuras que, en materia de vinos, saben largo y tendido. Esta vez, el crítico británico Tim Atkin.

¿Qué opinas del Malbec fuera de la Argentina? Cahors, Chile, Uruguay, Estados Unidos… ¿qué te parecen? En verdad nada se compara con el Malbec argentino, es mi visión. A la variedad Argentina la hizo propia, y hay pruebas de que el Malbec que cultivan ustedes es genéticamente diferente de lo que está plantado en Francia. Sí creo que el segundo mejor país productor de Malbec es de hecho Francia, pero ellos tienden a elaborarlo en un estilo diferente, con más taninos, menos fruta y mucha mayor acidez.

Lo cierto es que nunca me impresionó un Malbec de otro lugar que no haya sido Argentina.

Y si te pido que elijas un solo Malbec argentino que creas que representa de cuerpo y alma el espíritu de la variedad… ¿cuál sería? Me quedaría con dos, si me lo permitís. Uno vendría desde el Valle de Uco y otro de Vistalba, ya que representan muy diferente expresiones. El primero sería el Zuccardi Aluvional Altamira 2012, cultivado en tierras con mucha piedra caliza, y el segundo el De Ángeles Single Vineyard 1924 Vineyard 2012, de uno de los mejores viñedos viejos en Mendoza. Pero hay muchas más que yo podría elegir: algo de Gualtallary tal vez, o incluso el de la viña Altura Máxima de Colomé.

Todos sabemos que el Malbec se hizo grande en franjas competitivas de precio, pero ¿qué sucede con la alta gama, con esos que uno compra para la guarda? ¿Los europeos piensan en el Malbec cuando quieren atesorar un tinto que beberán en 10 años? Creo que el europeo está empezando a andar ese camino, pero en esos casos el énfasis debe estar en vinos muy estructurados (y con esto me refiero a acidez y taninos, a la par de la fruta) que toleren bien los años. Muchos de los vinos que obtienen altas puntuaciones de los críticos estadounidenses no envejecen muy bien. Pero la nueva generación de vinos de la talla de Per Se, Altos Las Hormigas, Zuccardi, Doña Paula, Tres 14, Trapiche (con sus Single Vineyard Series), Salentein y Colomé bien valen la pena guardar.

Más a mi favor, los vinos argentinos siguen siendo una ganga, comparativamente hablando. Estoy seguro de que los mejores de ellos son fantásticos para el envejecimiento.

Finalmente, ¿qué sucede hoy con la cepa en mercados como el Reino Unido? ¿Sigue habiendo una fiebre por el Malbec o crees que de a poco las ventas comienzan a calmarse? Argentina en general y el Malbec en particular siguen haciendo estragos en el Reino Unido en este momento, sobre todo entre los millennials.

Y Argentina está hoy vendiendo más vino a precios más altos que cualquier otro país del mundo, excepto Francia y Nueva Zelanda, claro. Llevó su tiempo, pero el Reino Unido finalmente se está enamorando de Argentina.

 

Tim Atkin es cada día más una referencia para bodegueros de Argentina. Se le cree, se lo sigue y, con absoluta humildad, está dando en el clavo en la comunicación de nuestras etiquetas en los cinco continentes. El informe 2015 de sus catas de vinos argentinos acaba de ser publicada en su sitio www.timatkin.com, así que ya saben, vale mucho la pena darse una vuelta.

Un comentario en “Malbec en la boca de Tim Atkin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *