Luján de Cuyo, la casa del Malbec

Se lo planta de acá a la China, y en cada rinconcito de la Argentina pero, hay que decirlo, su primera y más famosa morada en el país es Luján de Cuyo. Acá les cuento sobre eso. Sobre la Denominación de Origen que lo ampara. Y sobre la tierra madre que le da cobijo.

¿Se acuerdan? Cuando le preguntamos a Walter Bressia su primer recuerdo con el Malbec, nos habló de Luján de Cuyo, el hogar de nuestro tinto emblema.

Suelos profundos y pedregosos con larguísima historia unida a nuestra tinta debilidad aunque recién fue en el año 2005 cuando se le reconoció el estatus de DOC. ¿De qué? ¿DOC? ¿De qué estás hablando Willis?

Denominación de Origen Controlada. En Argentina hay dos: San Rafael y Luján de Cuyo. Y esto de la DOC se basa, básicamente, en proteger la producción típica de un lugar. Así como al Roquefort ahora le decimos “queso azul”, o al Champagne “espumoso”, la cosa es que hay nombres mundialmente protegidos porque, solo dentro de esos límites, la producción es distinta a todo.

Avinoslujansí se entendió acá: el Malbec de Luján de Cuyo es distinto a todo. Y a todos. Te regulan rendimientos por hectárea, tiempos de crianza en madera, tipo de cosecha, forma de transporte y varios otros etcéteras.

Los resultados hay que verlos por uno mismo para cotejar cuánto en verdad modifica el hombre dentro de la bodega. Por eso, si querés probar algún Malbec de su hogar natal y bajo las leyes de la Denominación, éstas son algunas etiquetas que tenés que buscar: Norton Malbec DOC, Nieto Senetiner Reserva Malbec DOC, Lagarde Gran  Malbec DOC y Luigi Bosca Malbec DOC.

Precios distintos pero un hilo conductor. Vos probátelos y después me contás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *