LO BUENO LO MALO de nuestros blancos

Hasta ayer, Argentina era tintos. Que los blancos son flaquitos, que los blancos son mediocres, que nada interesante sale de estos pagos. Pero nononoonono, no es así. Hay buenos y, claro, malos. Y otros que tienen un poco de cada.
whiteWhite Bones Chardonnay
$1880

Lo bueno es que, si tenés que elegir un blanco argentino para probar lo máximo que damos como país, hoy esta etiqueta te da la respuesta. Es el más premiado, el más prestigioso, el más costoso. Y está a la altura de los mejores Chardonnay del mundo, eso hay que saberlo.

Lo malo es que se hacen 3 botellas cada 15 años. O algo así. No sé si “fácil”, pero definitivamente es más sencillo hacer poquitísimos ejemplares de un gran vino que hacerlo de a cientos de miles.

 

CRIOSCrios Torrontés
$120

Lo bueno es que es uno de los blancos argentinos que mejor nos han hecho quedar internacionalmente, y un exponente de la variedad que a mí me gusta mucho muchísimo. Es intenso, mantiene su salvajismo y viene de la mano de Susana Balbo, que sabe largo y tendido.

Lo malo es que es de la camada de nos “nuevos Torrontés” que pierden ese perfil desprolijo. Es cuestión de gustos, pero no es un blanco amargo en el final de boca y con esa nariz que te carcome las narinas por sus flores y su olor a pan dulce. Es un Torrontés más modosito, aunque sin perder la esencia de la variedad, eso hay que decirlo.

 

montescoMontesco Agua de Roca Sauvignon Blanc
$180

Lo bueno es que fue el Sauvignon que rompió los esquemas. Me acuerdo cuando en 2011 lo elegí como “vino del año” porque había sido completamente rupturista: un ejemplar maravilloso, súper típico y de la mano de Matías Michelini, que conoce al dedillo a la cepa.

Lo malo es que con el correr de las añadas lo noté pinchado. Esa capacidad de sorprender que tuvo en su primera cosecha se diluyó en la segunda, y hoy cada vez que lo descorcho me encuentro con un gran vino pero alejado del encanto de sus primeras épocas.

 

linajeGran Linaje Torrontés
$160

Lo bueno es que es, probablemente, el estilo más refinado de Torrontés que tengamos en el país. Pienso en que hace años se dudaba de la aptitud de la cepa para dar vida a blancos de alta gama, y éste es tantísimo más de lo que se podría haber imaginado en aquellos tiempos.

Lo malo es que está alto en la escala de precios y, me sucede mucho con el querido Torrontés, suelo encontrar que en las franjas más bajas están los mejores. Entonces si comparo esta etiqueta con otras mucho menos onerosas de la bodega… entonces… bueno… seguramente me quedo con las otras.

 


termidorTermidor Tradición Blanco

$14

Lo bueno es que, si lo juzgás por el precio (hoy casi ridículo, digamos), el vino está muy muy muy muy muy bien. Digno es poco, el vino es súper correcto para elaborarse de a millones de litros.

Lo malo es difícil de decir, porque en estas franjas está muy bien que se le perdonen defectos. Pero me tiro a criticar el azúcar residual que queda en boca, enmascarando con ese azúcar los puntos débiles. Pero, repito… cuesta $14, muchachos.

4 comentarios en “LO BUENO LO MALO de nuestros blancos

  1. Buenísima Nota. Soy fan del torrontes. Cada vez que puedo pruebo uno distinto. Es larga la lista. Pero podría elegir 5 que me encantan. San pedro de yacochuya, Laborum , Jose luis Mounier Reserva, ETCHART PRIVADO y santa florentina Reserva.

  2. Maestro! Disfruto de estos artículos, sabiduría condensada. También que no haya prurito de poner en el mismo artículo un Termidor y el White Bones, que muchos de nosotros solo podremos probar en alguna degustación o cata, si es que tenemos esa suerte. Gracias por compartir sus conocimientos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *