La mirada de los otros

Así nos ven. Esto dicen. Los vinos argentinos desde distintas perspectivas, en primera persona y en boca de casi una veintena de las personalidades más distinguidas de la industria vitivinícola en el mundo entero.

Recuerdo el año 2007, cuando un estudio que realizó la consultora TNS Gallup para Wines of Argentina había sacudido a nuestra industria. La investigación de mercados buscó conocer cuánto verdaderamente se sabía sobre la existencia de nuestras etiquetas en el mundo. En el camino, los resultados habían sido escandalosamente llamativos: países como Inglaterra, Estados Unidos o Dinamarca poco conocían del Malbec y compañía. Algunas excepciones llegaban de Brasil y México, pero eran excepciones.

Pasaron cinco años y, con ellos, los rumores se consolidaron y parecieron retumbar con fuerza creciente entre los conocedores. Por eso fuimos a buscar a líderes indiscutidos de todo el mundo, para compararnos y ver en dónde estamos parados. Aquí están: 16 figuras del universo vitivinícola hablando de Argentina y sus vinos.

 

Ann Noble

“La mayoría de los consumidores no saben nada acerca de las regiones vitivinícolas de Argentina”

La gente que está dentro de la industria vitivinícola, definitivamente conoce al vino argentino, pero solo las personas que están realmente interesadas en la materia. La mayoría de los consumidores no saben nada acerca de las regiones vitivinícolas del país, por ejemplo.

Sí sucede que muchos beben vinos argentinos porque hay buenas etiquetas disponibles por diez dólares o incluso menos. Hay algunos grandes exponentes de allí, pero por lo general los más económicos, los que son más accesibles para la mayoría de los consumidores, son muy buenos… sobre todo teniendo en cuenta su precio.

Ann Noble es Profesora Emérita de Enología de la Universidad de California en Davis, la institución educativa más prestigiosa del mundo en esta industria. Fue la creadora de la rueda de aromas, modelo organoléptico que recorrió el mundo clasificando los distintos olores posibles de identificar en el vino.

 

Bob Campbell

“En Nueva Zelanda no hay signos de comunicación para que se conozcan a los vinos argentinos”

Los amantes del vino en Nueva Zelanda saben que en Argentina se hacen muy buenos Malbec, y eso es todo. Lamentablemente, las etiquetas argentinas tienen una distribución muy limitada en Nueva Zelanda, por eso también es difícil predecir su futuro aquí; tampoco hay signos de comunicación para que se los conozca, así que supongo que este comportamiento del consumidor neozelandés con los vinos de ustedes permanecerá así a menos que se haga una inversión certera en marketing.

Más allá de esto, yo tengo un buen número de Malbec y Cabernet Sauvignon argentinos en mi bodega personal… vinos que espero poder disfrutar en el futuro. Creo que los tintos son distintivos en su perfil de concentración, potencia, textura y sabor. Sus mejores exponentes de Malbec, por ejemplo, son totalmente únicos y muy impresionantes, en verdad. Lo mismo puede decirse del Cabernet Sauvignon, aunque éstos son quizás un poco más convencionales.

Confieso que tengo un gran respeto por lo que hacen allí, principalmente desde que los vinos argentinos comenzaron a ser ofrecidos en el Five Nations Wine Challenge, un concurso de vinos con sede en Australia. En ese foro tengo anualmente la fortuna de probar algunos de los mejores tintos y blancos del país.

Bob Campbell es uno de los Master of Wine más afamados del mundo. Desde Auckland, Nueva Zelanda, contribuye con publicaciones en siete países, es jurado de variados concursos internacionales y ha dictado capacitaciones para más de 22.000 personas.

 

Charlie Arturaola

“Históricamente, ni el Merlot ni el Pinot Noir han podido superar los números increíbles de ventas del Malbec”

Los vinos argentinos se ven con muy buenos ojos aquí. Están todavía en boca de mucha gente conocedora y continúa la luna de miel con el Malbec; eso sí: no sé hasta cuándo. Pero enjoy meanwhile you can, como se dice aquí. En los vinos de más de 25 dólares, los tintos argentinos siguen teniendo buena aceptación entre los coleccionistas: ya el consumidor norteamericano se anima a gastar hasta más de 45, 60, 90 y hasta 120 dólares en un wineshop.

Y para uno que es del sur, le llena de orgullo ver los nombres conocidos de Mendoza, Patagonia o los Valles Calchaquíes codeándose en las grandes cartas de vinos de este país con los íconos de Bordeaux o California.

Otra cuestión es el aumento de ventas de una cepa por encima del 37%… algo histórico en este país, que una uva como la Malbec haya llegado a ese nivel. Ni el Merlot ni el Pinot Noir han podido superar estos números increíbles de ventas.

Siempre he creído que el acierto viene desde hace ya más de 8 o 10 años: aquellas campañas de marketing pagan hoy en creces. Solo mirar en Canadá, China, Japón y Hong Kong. Ya estos mercados están a la espera de las nuevas añadas de Argentina.

Además, en el país hay material humano suficiente para hacer grandes cosas, y esta gente mira hacia el mundo dando mucho más del terroir. Eso es lo que debe salir de Argentina de ahora en más. Recuerdo que un día me encontré con un bodeguero mendocino en Atlanta que me dijo que todavía no podía usar “Valle de Uco” solo, o “Tupungato”. “Debo envasar ‘Mendoza’, de lo contrario no me da el precio para salir a los mercados y vender”, me afirmaba. Me fui confundido ese día, ya que sí se puede vender a un precio más alto si la calidad del terruño la damos a conocer con educación. Esta es la clave: educar los paladares del mundo sobre las nuevas regiones que surgen. Después de todo hay muchos microclimas, y no hay nada que envidiarle a la Toscana, Napa Valley o Bordeaux.

Charlie Arturaola es Chef Sommelier y educador de vinos. Nació en Uruguay pero hoy vive en el Sureste de los Estados Unidos, en donde se ha transformado en un referente de la industria en Florida, Pennsylvania, New York, Texas y el Oeste canadiense. El año pasado fue el protagonista del film argentino “El Camino del Vino”.

 

Debra Meiburg

“En Asia se está hablando más y hay más interés en los vinos argentinos, pero las ventas reales son menores a lo que se piensa”

Argentina está comenzando a tener un impacto entre los consumidores de Asia: en este momento se está hablando más y hay más interés en los vinos argentinos, pero las ventas reales son menores a lo que se piensa.

Dicho esto, el Malbec está empezando a hacer apariciones más frecuentes en las listas de vinos por copa de los restaurantes más sofisticados; es una elección natural teniendo en cuenta la fantástica relación precio-calidad. Una cosa que creo que Argentina tiene a su favor es que, al igual que Italia, tiene una asociación de estilo de vida glamoroso: la gente piensa en la Argentina y automáticamente llega al tango, el polo y los Andes. A diferencia de otras regiones del Nuevo Mundo, Argentina está entrando en un mercado que no tiene nociones preconcebidas sobre el vino, sean positivas o negativas y, por lo tanto, tiene la oportunidad de construir el tipo de reputación que desea para sí mismo.

Personalmente me encanta el Malbec; su costado delicioso, frutado, pero no el torpe o con abundante cuerpo. Claro que he filmado un episodio de mi programa de televisión en Mendoza, así que soy un poco parcial; me encanta viajar allí y experimentar la gran altitud y sus alrededores magníficos… eso hace que el vino sea mucho más sugerente y atractivo en la copa. Algunos de mis favoritos son los vinos de O. Fournier, Familia Zuccardi y Achával Ferrer.

Debra Meiburg es norteamericana, pero desde hace ya años se ha radicado en Hong Kong, en donde desarrolló su actividad de periodismo vitivinícola trabajando en programas televisivos y escribiendo artículos periodísticos para los medios más reconocidos de la región. Además, es Master of Wine y ha participado en una innumerable cantidad de concursos y disertaciones.

 

Gerard Basset

“Los vinos argentinos están muy de moda en Inglaterra”

En estos momentos, los vinos argentinos están siendo cada vez más populares en Inglaterra. De hecho, yo diría que están muy de moda gracias a un profundo conocimiento del Malbec e, incluso, del Torrontés. Si me preguntan, me animaría a decir que se venderán cada vez más etiquetas argentinas durante los próximos dos o tres años. Luego, seguramente se estabilizará.

A mí me gustan enormemente: su calidad ha mejorado mucho y tienen gran carácter. Yo los bebo regularmente, de la misma forma que hago con etiquetas de otros países… en Inglaterra tenemos la fortuna de contar con muchísimas opciones para elegir en términos de proveniencias.

Gerard Basset fue elegido como el Mejor Sommelier del Mundo en 2010, título que mantuvo hasta principios de 2013. Nacido en Francia, actualmente está radicado en Southampton, donde lleva adelante TerraVina, considerado uno de los 10 mejores hoteles de Inglaterra. Basset es, además, Master of Wine, Master Sommelier y tiene un Wine MBA de la Universidad de Bordeaux. En 2013 recibió de la mano de la revista británica Decanter el título de «Hombre del Año».

 

James Halliday

“En Australia, a los vinos argentinos no se los encuentra”

¿Cuánto se conoce actualmente del vino argentino en Australia? Hasta ahora, relativamente poco. La importancia de Malbec es, creo, conocida… pero poco más que eso.

Lamentablemente yo tampoco bebo vinos argentinos. Y la respuesta es simple: no se los encuentra. Aquí, Francia, Italia, Alemania y España son los países exportadores más importantes, dominando con gran diferencia el mercado y dejando muy poco lugar para el resto. Claro que el marketing podría ayudar, pero toda esa inversión debería justificarse con niveles de ventas que estén a esa altura.

James Halliday es enólogo, pero desde hace años se ha posicionado como uno de los jueces y autores más renombrados de Australia. Desde el año 1979 ha escrito y participado en más de 40 litros temáticos, incluyendo colaboraciones en la Enciclopedia del Vino Larousse y The Oxford Companion to Wine.

 

James Suckling

“Argentina necesita posicionarse para competir con los mejores vinos de Francia e Italia”

¿Los vinos argentinos? Son súper populares en Estados Unidos. Es más: Argentina es considerada una de las mejores fuentes de best values en el mundo del vino. La prensa ayudó en parte, pero el mérito lo tiene el país, que creó un nicho para el Malbec… y nadie lo ha podido superar.

El boom del Malbec todavía está en marcha, pero el desafío ahora está en hacer que los tintos sean más estructurados y sin tantas notas a mermelada.

Creo, también, que Argentina necesita posicionarse mejor como un productor de vinos súper premium, y competir con los mejores de Francia e Italia. Estoy convencido de que Argentina puede rivalizar directamente con ellos, pero actualmente lo hace de una manera limitada. Solamente falta que las bodegas dejen que sus suelos y climas hablen, mucho más de lo que lo hacen hoy los enólogos. Esas etiquetas definidas y con tensión tienen mucha más clase que aquellos con simple concentración y poder.

James Suckling es norteamericano y desde hace 29 años es uno de los editores de la prestigiosa revista norteamericana Wine Spectator, en donde se concentra en los vinos de Italia, Francia y California.

 

Jancis Robinson

“Nunca compré un vino argentino para mi bodega personal”

En Inglaterra, los aficionados al mundo de los vinos saben que el Malbec argentino tiene una muy buena reputación. Los que tienen conocimientos avanzados incluso pueden haber oído hablar de Torrontés. Los que se inician, en cambio, es probable que confundan a la Argentina con Chile; aunque creo que la tendencia es a que cada vez más personas entiendan la diferencia entre un país y el otro.

Personalmente admiro mucho el progreso que se ha hecho; disfruto enormemente de las catas de vinos argentinos y, en ocasiones, también elijo etiquetas locales cuando estoy de visita en un restaurante. Sin embargo, me temo que nunca compré un vino argentino para mi bodega personal. Yo tiendo a concentrarme más bien en etiquetas de menor graduación alcohólica y con un potencial de añejamiento probado de entre 10 y 20 años en botella.

Jancis Robinson es una de las voces más respetadas del mundo del vino. Es Master of Wine, editora del célebre libro “The Oxford Companion to Wine” y Personalidad del Año 1999 de la revista británica Decanter. Hoy dirige los contenidos de su sitio JancisRobinson.com.

 

Marcelo Copello

“El Malbec ya es una realidad. El reto ahora es buscar la diversidad”

Argentina salió a jugar fuerte en el mercado brasileño en el año 2003, con grandes esfuerzos de inversión y comercialización que resultaron en un crecimiento de alrededor del 100% en solo un año. Desde entonces Argentina construyó una imagen de vinos de excelente relación calidad-precio. Hoy, esta imagen empieza a cambiar poco, porque se está haciendo un arduo trabajo para demostrar que Argentina no es solo precio, sino también alta calidad.

Hay que hacer una diferenciación: el consumidor que compra en supermercados por lo general gasta menos de 29 Reales y conoce poco del tema; quizás identifica algunos nombres de uvas como Malbec, Cabernet Sauvignon o Chardonnay, pero suele confundir a los vinos chilenos y argentinos. Ellos compran por precio, por el packaging o por las recomendaciones de sus amigos. En cambio, el consumidor de restaurantes es mucho más sofisticado en Brasil, y aprecia las distintas regiones geográficas y cepajes. El consumidor, de cualquier manera, está siempre en busca de las novedades, de variedades de uva diferentes y regiones distintas, por eso, para conquistarlos, es importante estar en los medios de comunicación especializados.

Mi opinión personal es que Argentina está produciendo grandes vinos. En las muestras de vinos ícono presentadas el año pasado por Wines of Argentina (WofA), degusté etiquetas fantásticas no solo a base de Malbec sino también varietales de otras cepas y blends.

El Malbec ya es una realidad. Creo que el reto ahora es buscar la diversidad de cepajes, de vinos blancos y terruños. Muchos más terruños: Argentina tiene un vasto territorio, y muchos suelos y climas que deben ser explorados.

Marcelo Copello es Director de BACO Multimidia y uno de los formadores de opinión más respetados de Brasil. El año pasado fue elegido como la Personalidad Vitivinícola del Año en su país, además de recibir distinciones de todo el mundo. Escribió varios libros ampliamente premiados y ha colaborado con revistas en Latinoamérica y Europa.

 

Michel Rolland

“En Argentina hay que seguir progresando y presentando productos originales”

Los vinos argentinos progresaron muchísimo en cuanto a calidad, con el reconocimiento mundial del Malbec, cepa reina de los terruños con sus expresiones variadas a lo largo de la Cordillera de los Andes. Así se instaló una demanda internacional (con Estados Unidos a la cabeza) para estos vinos redondos y poderosos, bien elaborados.

En Argentina, como en otros lugares, se encuentran todos los tipos de productos, a todos los precios, pero las exportaciones aumentan y hay un gran respeto para los vinos y las marcas de calidad. Un tipo de entusiasmo que recae también sobre el turismo en el país.

A mí me llena de placer hacer vinos en Argentina. Creo en su futuro, sí, aunque no obstante cada productor sabe que no se debe “quedar” en el mercado, hay que seguir progresando y presentando productos originales, creando o manteniendo una viticultura buena, una tecnología de calidad, una buena comunicación para estar siempre presentes y saber surfear las olas de la economía mundial. Pero hay un verdadero potencial y ya se ven los grandes éxitos. Los sommeliers y la prensa objetiva pueden ser los mejores embajadores.

Michel Rolland es uno de los enólogos más afamados del mundo, reconocido por haber sido uno de los impulsores del vino argentino internacionalmente. Nació en Francia, pero hoy trabaja asesorando bodegas en 13 países, además de poseer sus propiedades familiares en Burdeos, Sudáfrica, España y Argentina.

 

Neal Martin

“Los consumidores ingleses ven al vino argentino como tintos audaces y cargados de fruta, con una actitud no tan tímida respecto del alcohol”

Los consumidores ingleses ven al vino argentino como tintos audaces y cargados de fruta, con una actitud no tan tímida respecto del alcohol. De cualquier manera, yo no estoy necesariamente de acuerdo con esta percepción.

Respecto de la influencia que tuvo la prensa, en The Wine Advocate se le ha dado una gran cobertura en estos últimos tres o cuatro años, y yo sinceramente tengo la intención de continuar en esa línea. De hecho, voy a visitar Argentina en nuestro verano… estoy deseando que llegue ese momento.

Neal Martin es uno de los periodistas vitivinícolas referentes de Inglaterra. Desde hace un tiempo reemplazó a Jay Miller en The Wine Advocate (la publicación que dirige Robert Parker Jr.) cubriendo los vinos de nuestra región.

 

Patricio Tapia

“Argentina se encuentra en un momento alucinante, disfrutando de un éxito tremendamente merecido”

Si hablamos de los consumidores más avanzados de Chile, creo que hay una muy buena impresión de los vinos argentinos, sobre todo de lo mucho que ha cambiado la escena de vinos argentinos y de los éxitos del Malbec. Estoy seguro de que existe curiosidad por probarlos. Aunque, claro, también está esa cosa medio chauvinista de nosotros que creemos que hacemos los mejores vinos del mundo… pero eso ya es otro cuento.

Yo trabajo en Estados Unidos y es el mercado que más conozco. Sé, de primera mano, que Argentina se encuentra en un excelente momento, que sus Malbec y lentamente también sus Torrontés están en boca de los especialistas y que la curiosidad existe, es real.

Mi opinión es que Argentina se encuentra en un momento alucinante, disfrutando de un éxito en el exterior tremendamente merecido. Pero que Argentina no es lo que muestra, porque lo que muestra es recién la punta del iceberg. Es imposible que un país tan grande se base en solo una región, que es Mendoza, que es variada y rica en contrastes, pero es solo una región en un país enorme. El proceso que ya se ha activado es el de auto-descubrimiento. Nuevas zonas, nuevos paisajes, nuevas formas de entender el vino. Eso, en algunas décadas, hará de Argentina algo completamente distinto a lo que hoy es. Y, solo para que quede claro, lo que más me alucina de todo esto es que comience a haber productores que están haciendo vinos de espaldas al mercado y de frente a su propia intuición o a lo que les da su viñedo, sin importarles si es que eso que logran le gusta o no a un consumidor en Wisconsin.

Patricio Tapia es chileno, y uno de los referentes indiscutidos de Sudamérica. Estudió periodismo en la Universidad de Chile y se especializó en el mundo vitivinícola, colaborando en medios como El Mercurio, Vinorama y ElGourmet.Com. También es editor asociado de la reconocida revista norteamericana Wine & Spirits.

 

Ricardo Grellet

“Argentina no ha invertido mucho aún en invitar a periodistas y críticos internacionales para mostrarles lo que están haciendo”

Argentina ha mejorado notoriamente su imagen, logrando salir de la idea de que lo único que proponen es Malbec comenzando a ofrecer ensamblajes, Syrah y algunas cosas más. Hay más oferta que Malbec y el trabajo en ese sentido se nota desde hace años ya. Lamentablemente, aún nos encontramos con consumidores que encasillan a Argentina en el Malbec, tarea a la que debe abocarse la industria completa.

Un desafío es trabajar en ellos con insistencia. Creo que Argentina no ha invertido mucho aún en invitar a periodistas y críticos internacionales para mostrarles lo que están haciendo. Eso es una labor de años y de inversión constante; de lo contrario no se consigue posicionar a un país dentro de la oferta gigante que existe hoy en día.

Lo que han hecho muy bien es posicionar el nombre «Argentina» como un destino obligado en Sudámerica, haciendo que no solo sea el vino, sino que el país gane en el futuro. La prensa siempre ayuda, pero no sirve de nada si no hay consistencia en la calidad. Lo importante es prometer cosas que se puedan cumplir; la prensa en ese sentido ha ayudado mucho, pero la base es la calidad de los vinos.

Ricardo Grellet es Administrador Hotelero con postgrados en Chile, España, Inglaterra y Estados Unidos y Advance Certificate del WSET. Empresario gastronómico y Sommelier del Club de Amantes del Vino “La Cav”, en el año 2009 fue condecorado como el Mejor Sommelier de su país, llevando hoy adelante la vicepresidencia Asociación Nacional de Sommeliers de Chile.

 

Robert Parker

“El Malbec, del cual compro y bebo asiduamente, es un suceso sin precedentes en mi país”

Los vinos argentinos son excepcionalmente populares aquí en los Estados Unidos, y estoy convencido de que las estadísticas crecientes de importación reflejan ese crecimiento asombroso.

Además, los consumidores americanos conocen bastante sobre los vinos de allí e, incluso, sobre sus regiones geográficas. El Malbec, del cual compro y bebo asiduamente, es un suceso sin precedentes en mi país.

Robert Parker es el crítico de vinos más influyente del mundo. Dirige la publicación The Wine Advocate y fue uno de los primeros en “predecir” el suceso internacional del Malbec cuando, en el año 2004, lo afirmó como una de las tendencias que se consolidarían a nivel internacional dentro de la industria vitivinícola.

 

Tim Atkin

“Jamás ha habido tanta cantidad de buenos vinos en Argentina”

En mi país la gente es consciente del Malbec y, posiblemente, del Torrontés, pero más allá de eso no se conoce la diversidad de Argentina y sus diferentes regiones vitivinícolas. Mendoza puede resultarle familiar a algunas pocas personas, pero definitivamente no llega a ser lo suficientemente reconocida.

En el plano personal, soy un gran seguidor de sus vinos, y lo he sido desde mi primera visita a Argentina en el año 1993. Desde ese entonces estuve diez veces en el país, recorriendo bodegas y andando a través de los viñedos. De hecho, el último viaje fue cubierto en un reporte especial que está publicado en mi sitio www.timatkin.com, en donde di los puntajes históricos más altos para etiquetas argentinas. Jamás ha habido tanta cantidad de buenos vinos, y recién ahora el país está empezando a mostrar algo de todo su excepcional potencial. Me motiva ver el camino que están encontrando en vinos mejor balanceados y sin tanta presencia de madera.

Tim Atkin es Master of Wine y uno de los autores vinícolas más premiados del globo. También participa como jurado en diversos concursos internacionales, y es considerado una de las figuras más influyentes en Inglaterra.

 

Tom Cannavan

“Malbec y Argentina son considerados como sinónimos”

Los vinos argentinos son muy conocidos en el Reino Unido, sobre todo entre los consumidores más informados, y siempre relacionado con su interés por el Malbec. De hecho, usualmente Malbec y Argentina son considerados como sinónimos. El Torrontés aporta un poco también.

En cuanto a los consumidores mayoritarios (quienes realizan sus compras generalmente en supermercados sin un fuerte interés en el vino), el reconocimiento de Argentina probablemente esté a la par con Sudáfrica y, posiblemente, también con Chile (aunque Chile siempre ha hecho hincapié en los precios bajos y en las grandes marcas). Sin embargo, el país no es tan reconocido como Nueva Zelanda, por ejemplo.

En el plano personal, soy un gran fanático de los vinos argentinos, sobre todo después de haber visitado el país en cinco ocasiones y de haber viajado extensamente desde la Patagonia hasta Salta. Las posibilidades que le veo para el futuro son enormes. Argentina tiene condiciones excepcionales para el crecimiento de la vid, y enólogos muy competentes. El Malbec sigue siendo la mayor fuerza impulsora, pero el potencial del Pinot Noir en la Patagonia o del Syrah y el Cabernet Franc en Mendoza es muy emocionante. También el Torrontés está cada vez mejor, manteniendo su nariz tan interesante y el carácter expresivo.

Tom Cannavan es considerado uno de los pioneros del periodismo vitivinícola en Internet. Es el editor a cargo de los sitios wine-pages.com y thewinegang.com, dos de los portales online más prestigiosos del Reino Unido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *