Gracias, Brascó

Hoy, a los 88, falleció uno de los mayores sibaritas y referentes de la cocina y los vinos que vio este país. Humildísimamente, éste es mi homenaje al pionero, polifacético y maestro de maestros Miguel Brascó.

Abogado, poeta, pintor. Autor de dibujos que me dejaron extasiado aquel mediodía de noviembre, cuando lo conocí en su aristocrático piso de la Recoleta porteña. “Tenía ganas de conocerte”, me dijo. Le dijo a este pibito de veintipico que no había visto la vida cuando él ya le había enseñado a miles cómo disfrutarla.

Brascó fue una figura ilustre del vino latinoamericano.

Santacruceño, falleció a los 88 años, acumulando una vida repleta de obras literarias, poemarios, cuentos y novelas en donde su estilo, aprendido en parte del escritor uruguayo Juan Carlos Onetti, logra volverse inconfundible a fuerza de humor, arcaísmos y enorme, enorme imaginación.

Un hombre culto, tan culto como pocos que he tenido la fortuna de toparme en mi corto camino como periodista. Polifacético como ninguno, plurilingüe por vocación y, visiblemente, uno de los sibaritas más renombrados y reputados del país.

Brascó fue un personaje increíble. Y aunque con él nunca tuve una relación mayor que ésta que les cuento, sentí con su ida las ganas de homenajearlo. De recordarlo por ser pionero y grande. El referente senior de nuestra vinicultura. Un protagonista de los verdaderos placeres, el culpable de que muchos se hayan zambullido en este universo de la gastronomía.

Gracias Brascó por todo lo que nos diste. El vino argentino no te va a olvidar jamás.

6 comentarios en “Gracias, Brascó

  1. Entrañable artículo Mariano, gracias por expresar palabras tan dedicadas y sentidas, hacia el Maestro… hay una frase (entre tantas) del eterno Brascó que me gusta acerca del sentido y la expresión: “El problema de los vinos es describirlos, no hacerlos. Lo difícil es venderlo y para ello hay que comunicarlo. Para explicar un vino hay que saber escribir, hay que tener dominio del idioma y no del vino”. Era todo un artista! como se sabe, un artista es eterno e inolvidable… Brascó por siempre! El mundo de las letras y el mundo del vino, lo van a extrañar. Salú

  2. En la vida hay un número finito de botellas a descorchar, no hay que desperdiciar ninguna. Algo asi decía mi Gurú. Salud Maestro! seguiré bebiendo con conocimiento por lo mucho que mes has enseñado…

  3. Excelente Homenaje !!

    Lo poco que se de el, es porque vos, Mariano en tu curso a distancia, nos brindaste material para leer.
    Así conocí su nombre, y al empezar a leer un poco sobre Miguel, me fue muy grato.

    Como dirían en la jerga futbolista: un crack !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *