Entrevista con José Peñín

Creador de tendencias, José Peñín ha publicado más de una docena de libros y desde la prestigiosa “Guía Peñín” española tiene la difícil tarea de seleccionar las etiquetas más destacadas de la región.

“Soy veterano en este tema y, como consecuencia, conocido. Todo crítico conocido es promotor de corrientes de opinión. Esta es una evidencia que compruebo cuando mi opinión se baraja constantemente y sabes que desde Robert Parker, que es el gran gurú del mundo del vino, a otros periodistas extranjeros manejan tu guía para estar al día.” Este comentario lo difundió José Peñín en el sitio Accua.com y pinta de cuerpo entero la admirable influencia que sus dichos ejercen sobre el mundo del vino en España y el globo entero.

José es actualmente el Presidente del Grupo Peñín, una de las compañías de comunicación especializadas más importante de su país, responsable de la edición de la Revista Sibaritas y la Escuela Peñín de Cata. Pero, definitivamente, es la “Guía Peñín de los Vinos de España” la que terminó de consolidar su posición como líder de opinión.

José, ¿cómo ve la actualidad del vino español? En un proceso de reflexión en plena crisis sobre los excesos de oferta de vinos debido a la construcción de descomunales bodegas amparadas por el exacerbado crecimiento del sector de la construcción.

¿Cuál es su visión respecto de las nuevas regiones españolas que comienzan a darse a conocer al mundo, como Jumilla o Rueda? Creo que no sólo son estas zonas las de mayor futuro que, sin ser conocidas, comienzan a aflorar. El mercado internacional es más sensible al vino de variedades que al vino de territorios o Denominaciones de Origen. Hoy, es más fácil exportar Malbec argentino o Verdejo de Rueda que sólo por sus orígenes.

El Albariño ha vivido un marcado auge en su consumo durante los últimos años, aunque hoy pareciera haberse estancado. ¿Cree que esa suerte de “fiebre” por la variedad ha bajado su intensidad en los mercados del extranjero? El Albariño ha sido la primera realidad de que en España se pueden producir grandes vinos blancos. Sin embargo es complicado vender un poco más caro sin haber obtenido todavía la reputación de vinos franceses, alemanes o incluso italianos. Y eso es lo que ocurre con este vino gallego. No obstante, el hueco de vinos a más bajo precio lo está ocupando la DO Rueda con la cepa Verdejo.

¿Cómo ve el futuro de las clásicas cepas francesas plantadas en territorio español? El crecimiento de estas variedades es residual. En España están de moda las cepas autóctonas. Hoy es más difícil vender en el extranjero un Cabernet español que uno chileno.

Usted tiene la difícil tarea de escoger los mejores vinos de España anualmente. Personalmente, ¿cuáles son sus preferidos? No tengo ninguna predilección por las zonas y sí por la obra humana en el marco más pobre y perdido. Soy sensible a vinos de zonas ocultas con vieja tradición elaboradora pero en el ámbito rural en donde enólogos con talento investigan el desarrollo de las cepas autóctonas para lograr vinos muy personales y diferentes. Zonas como Cebreros, San Martín de Valdeiglesias, Tierra de León , entre otras. Fuera de España, sin dudas mis preferidos son los vinos franceses por dos razones: la primera por el celo y cuidado que ponen en los valores del suelo y, por lo tanto, la viña, con un empeño desde hace 200 años en la calidad y personalidad de los vinos, y en segundo lugar por contar con una climatología más benigna que permite una mayor expresión de la uva y, en consecuencia, su terruño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *