Entrevista con Gianfranco Soldera

‘Nuestro Brunello tiene un estilo propio’, asegura el propietario de Case Basse, probablemente una de las bodegas más afamadas de Italia y, sin dudas, un ícono del Brunello di Montalcino. Acá hablamos con él de todo.

Gianfranco Soldera es una personalidad resonante de Montalcino y su Brunello. Desde Case Basse, su bodega, ha llevado adelante un estilo de vinos que siempre se ha considerado especial. Un perfil más bien tradicional que muestra lo mejor de la Sangiovese Grosso, y todo su potencial extraordinario en el alma geográfica de la Toscana.

No hay control de temperaturas, no hay levaduras creadas desde laboratorios ni filtraciones de ningún tipo. El “estilo Soldera”, claramente, resulta inconfundible. “¡Wow! ¡Qué tinto increíble! Un Brunello de culto que resulta elegantísimo, mineral y con una presencia muy integrada de la madera. Hay un perfil floral delicioso y un dejo a damascos secos. Sinceramente me encantó; el precio, claro, es bien alto”, dejé registrado en mis notas de cata después de probar el Soldera Case Basse Brunello di Montalcino Riserva DOCG 2004, un tinto de aproximadamente 240 dólares.

Ese vino quedó dando vueltas por mi cabeza y, por eso, a la vuelta del viaje por Montalcino decidí contactar a quien se escondía detrás de esa etiqueta. Después de un breve intercambio de correos electrónicos, llegaron las respuestas de Gianfranco Soldera, un mito de Montalcino que dice presente en www.marianobraga.com.

¿Cómo fueron sus comienzos en Montalcino? Cuando llegué por primera vez aquí, en 1972, me encontré con un terreno completamente abandonado en el que no había cultivos ni viñedos plantados. Pensé, sin embargo, que había definitivamente un gran potencial para la producción de vinos.

Y así surgió el “estilo Soldera”… Exacto. Creo que tenemos un estilo propio. En colaboración con algunas universidades nostros realizamos estudios, investigaciones, experimentos y comparaciones; todos estos hechos son muy importantes, pero más importante aún es que el productor conozca los mejores vinos para así ser capaz de producir una gran etiqueta.

Hoy estoy feliz de saber que muchas personas en todo el mundo disfrutan de mis creaciones. Yo también produzco vinos para compartir con otras personas el gran placer de beberlos.

¿Qué puede contarnos respecto del escándalo conocido como “Brunellopoli” en donde se acusó a varias bodegas de la región de incluir entre sus vinos otras cepas que no eran la Sangiovese, la única permitida por ley? Mira, tenemos una situación muy especial y única en la tierra de Montalcino gracias a la uva Sangiovese, por eso creo que todos los productores de la zona hacen realmente hincapié en la tipicidad y la singularidad del Brunello… eso significa que el Brunello debe ser, siempre, un 100% de Sangiovese.

Esta uva, como todas las grandes cepas, ha estado establecida en una tierra específica desde hace siglos. Allí obtiene características específicas que, necesariamente, están relacionadas de forma íntima con su territorio.