Entrevista con Franco Biondi Santi

El Brunello di Montalcino nació con él y su familia. De hecho, hablar de Biondi Santi es hablar del Brunello. Y hablar del Brunello, inevitablemente, es hablar de Biondi Santi. Acá, recordamos nuestra entrevista a un mito.

Desde que los Santi implantaron las primeras viñas de Sangiovese Grosso en la zona de Montalcino, la historia del vino italiano cambió de la noche a la mañana. Fallecido en abril de 2013, el Dr. Franco Biondi Santi llevaba adelante esta histórica bodega que, muy lejos de haber quedado en el olvido, se ha transformado en una de las insignias de la DOCG. Aquí, recordamos una entrevista que tuvimos la fortuna de poder compartir con él.

Franco, cuéntenos cómo nació el Brunello di Montalcino y cuánto ha tenido que ver su familia con todo esto. El Brunello nació después de la llegada de la filoxera a mediados de 1800, cuando Clemente Santi y su nieto Ferrucio Biondi Santi decidieron plantar sus viñedos nuevos, injertando las vides silvestres con las yemas tomadas de sus plantas de Sangiovese, que en aquel momento se llamaba “Brunello”. Todos los nuevos viñedos plantados por Ferruccio y su hijo Tancredi, mi padre, y luego por mí, fueron injertados en raíces silvestres con yemas tomadas de esas plantas madre, y de las siguientes hijas.

Si tuviese que caracterizar brevemente a la Sangiovese Grosso, ¿qué nos podría decir? El Sangiovese, el que cultivamos nosotros en Il Greppo, da la uva que se utiliza para la producción de nuestro querido Brunello, resultado de los cuidados y de la gran atención que le prestamos a los viñedos. Su cualidad más destacable es que el vino tiene una gran longevidad. También vale decir que la zona de Montalcino tiene la forma de una pirámide, con una altitud que va desde los 60 hasta 620 metros sobre el nivel del mar. Y, si a esto le sumamos que disponemos de una exposición en 360° al Norte, Este, Oeste y Sur, eso nos da como resultado una gran variedad geológica de los suelos. La conclusión es que, más allá de la uva, el Brunello es completamente diferente en un lugar y otro.

¿Qué significa el Brunello para usted? Para mí, Brunello es sinónimo de una gran satisfacción incluso porque representa el trabajo de mis antepasados, quienes han hecho todo lo que estuvo a su alcance para hacer grande a esta región y que su viticultura pueda sobrevivir a las adversidades, incluso en comparación con la gran región de Chianti. Por otra parte me es imposible no pensar en la labor realizada por mi padre, gran enólogo, quien estudió la mejor manera de envejecer al Brunello ya en los años 1800 y en las cosechas siguientes. Por supuesto que atesoro todas esas experiencias.

¿Qué es lo que más destaca de estos vinos? Definitivamente su extraordinaria longevidad, incluso por más de 100 años. Y todo de forma natural, sin forzar ningún proceso en la bodega.

¿Y el Brunello de Tenuta Greppo, por qué es tan famoso en todo el mundo? Fueron cinco generaciones, primero los Santi y luego los Biondi Santi, todos con el concepto de producir unos pocos miles de botellas al año. Esa historia ha sido capaz de hacer que nuestro Brunello sea tan apreciado, especialmente por aquellos que tienen el don de esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *