El Juicio Final| Capítulo 12. ¡Eso es tener estilo!

Hablamos de perfiles, de estilos, del mundo infinito de los vinos y las cervezas. Y probamos cosas maravillosas: tres de los mejores Malbec de Argentina y un trío de cervezas tan diferentes y deliciosas que asustan.

Celebrar la diversidad, de eso se trata este capítulo de El Juicio Final. De entender que el mundo cervecero y vinícola es realmente infinito, pero no por un simple capricho nuestro, sino porque las alternativas para disfrutar ambas bebidas son realmente inmortales.

El lugar acompaña: fuimos hasta Vinoteca Momentos, en el barrio porteño de Caballito, y entre medio de grandísimos vinos argentinos, nos dispusimos a hablar de una cualidad maravillosa que une a ambos productos: difícilmente otras bebidas (alcohólicas o no) nos puedan regalar tanta pluralidad de estilos y facetas como ellas.

Mariano eligió los vinos. Todos sabemos que un Merlot tendría que ser distinto a un Cabernet Sauvignon, pero no todos saben que un mismo cepaje se comporta de manera distinta dependiendo de muchísimas otras condiciones. Por eso eligió un trío de Malbec de Achával Ferrer, referentes absolutos de los grandes vinos argentinos en el mundo. Tres Malbec, los tres mendocinos, los tres compartiendo criterios enológicos, pero cada uno de ellos provenientes de fincas distintas. El resultado no tiene desperdicio y, por eso, los invitamos a que le den un vistazo al video de esta semana.

Y las cervezas no se quedaron atrás. Tres rubias despampanantes, de tres estilos casi enfrentados: la Pilsner Urquell, la Antares Barley Wine y la Grosa. Una lager, una ale y una última parcialmente lámbica. ¿Se quedan con dudas? Chequeen el video acá abajo y de seguro aprenderán.

¡A disfrutar, a brindar por la diversidad en El Juicio Final! Sean muy bienvenidos a este mundo infinito que, definitivamente, tiene mucho estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *