El Juicio Final | Capítulo 1. Tres generaciones

Ésta fue la propuesta: dos hermanos, el padre y el abuelo. Tres generaciones dando su punto de vista sobre lo que el vino y la cerveza significaron para cada uno. Una forma bien familiar de comenzar este camino.

El tema no fue elegido al azar. El Juicio Final tenía que comenzar desde nuestras entrañas, hablando nosotros pero también haciendo hablar a dos de nuestros referentes: nuestro papá, Marcelo, y nuestro abuelo materno, Juan Carlos.

La idea fue simple y directa. Queríamos que nos cuenten su experiencia desde adolescentes con ambas bebidas. Qué solían beber en su casa, cuál era la elegida por los amigos y si el vino o la cerveza identificó más a su generación. A eso también lo contrarrestamos con nuestras vivencias, con lo que hoy en día dos personas de 26 y 29 años ven de su propia era. Y acá estuvo el resultado.

Nos juntamos en la casa de mis abuelos como hacía tiempo no hacíamos. Cuando éramos muy chicos, con nuestros viejos nos mudamos a Carlos Casares y los primeros años viajábamos todos los fines de semana a comer ese bendito asado dominical, en el patio en el que jugábamos a la pelota o quemábamos hormigas con la lupa del abuelo (sí, es un poco sádico pero lo hacíamos) y bajo esa parra de uva chinche. ¡Tantos recuerdos hermosos, tanta felicidad que nos formó (¿o deformó?) como hombres!

Y ahí volvimos. Y también volvimos acompañados de dos emblemas de Argentina: la clasiquísima Quilmes Cristal y el Vino Toro en envase tetra. Un par de marcas que marcaron a muchos de nosotros.

Desde la palabra de un experto de 85 años hasta el querido Toro Viejo con soda y su defensor número uno. La producción casera, anécdotas del abuelo, algunos hábitos y costumbres y nuestra mirada de cara al 2012. Por esos caminos y por varios más transitó el primer capítulo de El Juicio Final.

Y éste fue el resultado: un encuentro para entender cómo vivió Argentina el paso del vino y la cerveza por las mesas de nuestra familia. Un encuentro que esperamos disfruten tanto como lo hicimos nosotros.