desafio

El Desafío 2011 – Semana 29

Finalmente llegó. Exactamente 199 días después del 1° de enero de 2011, cuando dimos inicio a El Desafío 2011, hoy descorchamos la etiqueta número 1.000. El vino es especial, y así también fueron estas 29 semanas.

Finalmente, llegamos al vino 1.000. Todo un número, se los aseguro, y también es un hito dentro de El Desafío 2011.

¿Saben qué? Cuando se me ocurrió esta idea bastante loca de catar 2011 vinos a lo largo de todo el año, y compartir todas y cada una de esas etiquetas con ustedes, no estaba muy seguro de lo que vendría por delante. Tenía dudas sobre el recibimiento, sobre cuántos de ustedes iban a estar del otro lado y, también (y acá me tengo que sincerar), estaba muy dudoso sobre si, en realidad, iba a poder llegar hasta ese número tan abultado de vinos a catar.

Quizás lo más difícil de todo es tener que llevar una cuenta. Registrar precios, procedencias, añadas, bodegas y los detalles de cada vino que descorcho o que me convidan para probar.

Pero llegó mitad de año y el vino 1.000, finalmente, se descorchó. Es un vino especial. Un vino que para mí significa mucho porque es la misma etiqueta que, ya hace varios años, Flor me regaló por primera vez. Cuando no sabía nada de vinos (no es que ahora sea un experto, pero algo más que en aquella época, ¡sé!), cuando no bebía mucho más de lo que se abría en las clases de Sommelier.

Estoy feliz, ¿qué quieren que les diga? Estoy feliz porque ustedes me han comentado cosas increíbles sobre El Desafío 2011. Gente que va con el listadito de vinos catados durante la semana al supermercado para ver qué comprar; gente que se pierde algunos videos semanales y recupera el tiempo, copa en mano, y se sienta a mirarlos por largos ratos; gente que me escribe (mucha, por suerte), contando anécdotas, dando ánimos para que siga adelante.

Gracias es una palabra que a veces suena a poco, pero que a veces, también, simboliza todo.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último en Instagram
|

¿Te gustaría recibir todas nuestras novedades?

¿El culo habla?

Culo o picada, es esa curvatura cóncava que tienen las botellas en su base. Algunas incipientes, apenas perceptibles, pero otras

Ver más »