El 2015 del vino

La consigna fue simple: agrupamos a casi una decena de enólogos, bodegueros y referentes de la industria mundial del vino para que nos sinteticen solo una tendencia que haya sacudido a la vitivinicultura en este 2015 que se va.
PaulPaul Hobbs
Enólogo

Si tengo que escoger una sola de esas tendencias, hablaría del auge de Riesling, sobre todo en su versión seca. Está creciendo nuevamente un gran interés por este varietal, y su popularidad va en aumento. Muchos amantes del Riesling afirman que está codo a codo con el Chardonnay en términos de pedigree y de la amplia gama de vinos atractivos e interesantes que puede moldear. Normalmente elaborado con alcoholes muy bajos, el Riesling encaja perfecto en un nicho hoy clave: es perfecto para las personas que abrazan un estilo de vida más saludable. Sin madera, precisión cristalina, crujiente, mineral y limpio, refleja su terruño como casi ninguna otra variedad.

 

MarceloMarcelo Copello
Periodista brasileño y crítico de vinos

El 2015 fue un año de fuerte crisis en Brasil, sobre todo desde el punto de vista de la política, la economía y lo financiero. Todos los sectores se han visto afectados aunque, sorprendentemente, el sector agroindustrial (donde el vino es clave) fue de los que menos sufrió. Existió una leve disminución de las importaciones que aproximadamente alcanzó el 3,5%, aunque fue mayor en valor (entre el 10% y el 15%). Por otro lado, el espectacular aumento del dólar en el país favoreció a los vinos brasileños, que ganaron cuota en muchos mercados internacionales. Así se encuentra que en este 2015 que se va, a pesar de la grave crisis, se creció un 12%, y la categoría de espumosos ha tenido una suba de más del 20%.

Otra conclusión que ha dejado el 2015 es que, también a pesar de la crisis, el brasileño medio no redujo su consumo de vinos; en cambio, se trasladó la elección a etiquetas más económicas y hubo una marcada sustitución de importados por nacionales. Es una certeza: el mercado se retrae momentáneamente, pero la cultura del vino, no. Se crea el hábito y esto es irreversible.

 

CedricCedric Nicaise
Sommelier principal del restaurante neoyorkino Eleven Madison Park

Creo que la gente se está animando a los vinos provenientes de lugares poco tradicionales. Esto sigue una línea que siempre vemos; la uva Gruner Veltliner estaba tan de moda hace 7 años que era inimaginable encontrar una carta de vinos en New York sin Gruner. Después llegó el Beaujolais y ahora todo el mundo está hablando de estos tintos livianos. Lo siguiente será probablemente Córcega: toneladas de vinos increíbles que llegan de la pequeña isla, de distintos estilos. Tintos, blancos, dulces. La calidad está ahí, y de verdad algunas de sus etiquetas son verdaderamente de clase mundial.

El siguiente paso quizás sea el Pinot Noir alemán: una categoría que apenas está comenzando a rondar el radar del consumidor. Con uvas más maduras y un poco más de prensa y difusión, es probable que empecemos a encontrar grandes Pinot Noir de allí… es solo una cuestión de tiempos para que la gente tome nota.

 

marcelopMarcelo Pelleriti
Enólogo de las bodegas Monteviejo (Argentina) y Chateau Le Gay, La Violette y Montviel (Francia)

2015 fue un año de desafíos personales: nuevas inversiones, aperturas de mercados y con una cosecha cargada de sorpresas por sus intensas lluvias.

En el mundo vitivinícola si no pensamos a futuro el negocio muere, por lo tanto al tener nuevos mercados el crecimiento lleva a pensar en otra logística, inversiones en bodega, viñedos y, sobre todo, capacitación de nuestro personal… el recurso humano es fundamental en el crecimiento.

El resultado de la cosecha fue lo esperado en Argentina. Muy buena calidad, vinos de una elegancia sorprendente y, sobre todo (y como muy pocas veces), pudimos llegar a los rendimientos calculados. Me siento orgulloso de ser parte de la vitivinicultura argentina que, a pesar de tener muchas complicaciones económicas, siempre pudo superarlas, lo cual me da una sensación de un gran futuro y aires de esperanza que motivan a seguir peleando por nuestra tierra.

 

PaoloPaolo Basso
Mejor Sommelier del Mundo

Mi reflexión tiene que ver con lo siguiente. Hoy, todo lo “bio”, orgánico, natural, los vinos naranja y biodinámicos están muy de moda y, por desgracia, en algunos casos estos términos se utilizan para justificar vinos defectuosos. Suele suceder que tintos acéticos, oxidados o con otros graves defectos se sirven diciéndole a los consumidores “ustedes tienen que entender, se trata de un vino natural”. Esto es un gran error, porque para los consumidores, la selección de vinos que proponga el sommelier tiene que garantizar la calidad y si no nos esforzamos más en ese sentido, podríamos perder la confianza del consumidor. ¿Conclusión? Tenemos que tener cuidado y no aceptar vinos defectuosos.

 

JancisJancis Robinson
Periodista inglesa y crítica de vinos

¿Conclusiones? Supongo una obviedad: la calidad sobresaliente de la cosecha 2015 en gran parte del mundo del vino. Ahora mismo estoy viajando alrededor de Francia y bodeguero tras bodeguero me confiesan que nunca antes habían visto uvas tan increíbles. ¡Mi “Rule of Five” (Regla de Cinco), en donde cada cosecha terminando en 0 o en 5 son generalmente superiores, continúa!

 

JosepJosep Roca
Sommelier del restaurante español El Celler de Can Roca

Perú, el país con mayor diversidad geo-climática, ya no es solo tierra de pisco. La quebrada de Ihuanco, un vino natural auténtico, es un primer paso cualitativo para prestar atención y volver a encontrar su lugar en la historia peruana, ahora que la gastronomía es un faro. Se debe aprovechar el talento y la capacidad de personas como Pepe Moquillaza de Inquebrantable para liderar ese movimiento y de paso recuperar más mistelas de pisco, como las de las Familias Antiguas como las de la familia Orellana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *