Diez por siete Malbec | PAUL HOBBS

Un decálogo de preguntas y más de media docena de los enólogos productores de Malbec más afamados que, con sus respuestas, nos ayudarán a desentrañar ese ‘factor x’ que hace del Malbec algo de verdad irresistible.

Acá, el enólogo norteamericano Paul Hobss se somete a nuestras preguntas. Paul fue uno de los pioneros winemakers en probar suerte con el Malbec, y se quedó tan enamorado que fundó Viña Cobos. Algunos de sus Malbec son de lo más cotizado y admirado por estas latitudes.

El Malbec en una palabra // Potente.

El primer Malbec que elaboró // Diez barricas de Malbec cosecha 1992 de viñedos de Catena en Lunlunta (lo vinifiqué junto con José Galante y Pedro Marchevsky). Fue el prototipo que dio lugar a la línea Álamos, el primer varietal Malbec añejado vendido con enorme éxito en el extranjero.

Un Malbec especial // Cobos 2006 de Viña Cobos.

Una anécdota con el Malbec // Un día, hace ya muchos años, mientras degustábamos uvas Malbec del viñedo Marchiori para ver cuándo cosechar junto a mis socios Luis Barraud y Andrea Marchiori, Luis y yo nos sorprendimos de repente por la forma en que la lengua de Andrea se volvió negra. Desde entonces, utilizamos el grado de oscuridad de su lengua como un “barómetro” para indicar el grado de madurez de la fruta.

El Malbec es furor en el mundo porque… // Marida muy bien con un amplio espectro de alimentos y es igualmente delicioso para beberlo solo. Además, es de género neutro… es decir, a mujeres y hombres por igual les resulta atractivo.

Algo que lo haga único al Malbec // Sus taninos suaves intensamente dulces son, a la vez, robustos y untuosos en boca… la gente no puede resistirse a eso.

Algo que le falte al Malbec // Una personalidad tímida (a menos que, por supuesto, esté mal elaborado).

Un terruño para el Malbec // Hay muchos… es una de las variedades de uva más adaptables del mundo. Su diversidad de personalidades es una de sus grandes fortalezas.

Una cepa para combinar con Malbec // Cabernet Sauvignon, para darle estructura, matices y profundidad.

El maridaje perfecto para el Malbec // Una buena comida compartida con otro, o con un grupo, pero que sea gente a la que a uno realmente le importe. En su restaurante favorito. En cualquier lugar y en cualquier momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *