Diez por siete Malbec | ALEJANDRO VIGIL

Un decálogo de preguntas y más de media docena de los enólogos productores de Malbec más afamados que, con sus respuestas, nos ayudarán a desentrañar ese ‘factor x’ que hace del Malbec algo de verdad irresistible.

Acá, el enólogo principal de Catena Zapata, Alejandro Vigil, se somete a nuestras preguntas. Alejandro es uno de los winemakers más respetados del país, y uno de los responsables de haber llevado la fama del Malbec hasta la estratósfera.

El Malbec en una palabra // Reencuentro. Con el amor, la humildad, el trabajo, el dolor, el placer.

El primer Malbec que elaboró // Malbec con Criollas de los parrales que rodeaban la casa de mi abuelo. Ahí aprendí más de lo que me enseñó cualquier otra cosa.

Un Malbec especial // Angélica Malbec 2002, el primer corte que realicé en Catena Zapata.

Una anécdota con el Malbec // Cuando tenía 14 años trabajé en una cooperativa en la que nos dedicábamos a arrancar viñedos de Malbec antiguos. Hoy, los planto.

El Malbec es furor en el mundo porque… // Tiene todas las características para volverse un clásico de los varietales, como el Cabernet Sauvignon o el Pinot Noir. Pero hay algo que lo distingue por sobre los demás, y es que, en cinco años de embotellado, conserva la fruta y le suma los aromas complejos de la botella con gran terciopelo en sus taninos. Es difícil encontrar estos atributos en un solo vino.

Algo que lo haga único al Malbec // La tremenda diversidad que encontramos de acuerdo a las distintas zonas en que está cultivado. Se comporta a pocos kilómetros como un varietal distinto, y sin lugar a dudas, en 100 años ya no lo tendremos o nombraremos como Malbec: será más bien por el apellido que lograremos identificar los sabores. El apellido será la identificación geográfica.

Algo que le falte al Malbec // Que se cultive en más zonas del mundo. De esta forma se difundirá y podremos convertirla en una variedad de las denominadas “clásicas”.

Un terruño para el Malbec // Cualquier lugar del mundo en que se pueda cultivar la vid, pero si tengo que elegir uno sería Lunlunta, Maipú.

Una cepa para combinar con Malbec // En mi gusto, Cabernet Franc y, en lo posible, un poquito de Viognier de altura.

El maridaje perfecto para el Malbec // La compañía de un amigo y/o en familia, en cualquier momento, hora y lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *