¿Quién es Mariano Braga?

 

¿Quién soy yo?
¡Qué difícil ponerlo en pocas palabras!
Si quieren la versión oficial, pueden hacer clic acá. Si tienen ganas de conocer un lado B, entonces síganme que se los cuento.

Mi nombre es Mariano Braga, nací en Buenos Aires y nunca en mi vida había tomado vino.

Lo googlée en 2005, en un verano en medio de mi Licenciatura. ¿La idea? Arrancar una segunda carrera en paralelo para despuntar el vicio. Hasta ahí, siempre había sido el abstemio del grupo. Ni una cerveza entre amigos, ni la sidra en el cumpleaños de 15. Me crié en una casa en la que el alcohol era muy de excepción, así que elegir estudiar algo relacionado al mundo de los vinos era raro.

Pero había algo adentro mío que me motivaba, evidentemente. En esos tiempos, la figura del sommelier en Argentina casi que no existía como tal.
Una persona dedicada a los vinos en un restaurante era completamente prescindible (o, bueno, eso se creía), pero aquellas épocas en donde mis padres nos llevaban felizmente a mí y a mi hermano a pasear por el mundo, uno los veía: impolutos en su tarea de servir y atender, hablando de vinos, mezclando historia, geografía, cultura.
Los admiraba profundamente.

Así que ahí fui. Google e inscripción mediante, arranqué un camino que no sabía a dónde me iba a llevar, pero tampoco me importaba. Jamás pensé que iba a terminar dedicándome a esto. “Es un camino de ida”, me decían. Y vaya que lo fue.

Inicié entonces mi camino en esta tarea hermosa que implica recibir, anfitrionar y disfrutarlo. Leer una mesa, enseñar, transmitir pasión y amor… sacar sonrisas de la galera y disfrutar el disfrute ajeno.

Desde aquel entonces, ya más de una década atrás, me especialicé en el asesoramiento y la difusión del vino, escribiendo para las revistas más importantes de Argentina, Estados Unidos, México, Colombia, Perú y Uruguay, pero también haciendo foco en la educación presencial y a distancia.
Bueno, en el video de acá arriba recorro muy brevemente una pequeña biografía.

Soy restaurateur, profesor, sommelier, periodista, viajero, bloguero, productor de vino  y hasta instagramer, si les gusta el término, pero si tengo que elegir una única palabra que siento me identifica, ésa es la de «disfrutador». Sí, permítanme la expresión.
Disfruto, bebo y lo cuento.
Y, con algo de suerte, me encantaría sumarlos a este barco lleno de lindas historias.

¡Bienvenidos a bordo, espero que disfruten mucho este viaje!

 

Mariano