¿Por dónde arrancar?

Consigna clara: las 4 mejores sommeliers del mundo (de acuerdo al último Mundial de Sommeliers) recomiendan qué estilo de vino descorchar si recién se están metiendo de lleno en el mundo de los alcoholes. Lápiz y papel, mis queridos.
JulieJulie Dupouy
Irlanda – #2 Concours du Meilleur Sommelier Du Monde 2016

Cuando uno se inicia en el mundo de los vinos, en general tiende a sentirse seducido por estilos ‘golosos’. ¿Mi recomendación? La región de Chassagne-Montrachet, en Borgoña, Francia, produce blancos a base de Chardonnay con estructura, cremosidad y gran intensidad… vinos fáciles de disfrutar y entender. Gran punto de partida.

Ok, bajémoslo a la tierra argenta. Julie habla de blancos gordos, de linda acidez pero en donde reina la boca golosa. Chardonnay. Y buscá algún Chardonnay con paso por madera. Mis recomendados locales: DiamAndina Chardonnay (sin madera) de Bodega DiamAndes y Felino Chardonnay, de Viña Cobos. Otra idea es el Pinot Grigio, untuoso y siempre interesante; el Viña Las Perdices Pinot Grigio es tremendo.

PazPaz Levinson
Argentina – #4 Concours du Meilleur Sommelier Du Monde 2016

Con nombre y apellido, creo que uno de los mejores vinos para empezar a andar este camino es el Brauneberger Kabinett de Fritz Haag, de Mosel. Tiene 8 grados de alcohol, es frutado, con algo de azúcar residual y una acidez alta, muy eléctrica. Quien lo prueba no puede creerlo: es un blanco que se bebe como si fuera agua; es dulce pero la acidez es tan alta que equilibra todo, y es ideal para acompañar pescados marinados.

Un estilo precioso, pero no tan fácil de encontrar en la Argentina. Por eso, se me ocurre recomendarles el Lagarde Dolce (espumoso a base de Moscato Bianco que tiene solamente 7,6% de alcohol) o el Deseado de Familia Schroeder (también con burbujas, acá a base de Torrontés y una graduación del 9,8%)

EliseÉlyse Lambert
Canadá – #5 Concours du Meilleur Sommelier Du Monde 2016

Mi sugerencia para alguien que está empezando a beber vinos es Moscato d’Asti, sin dudas. Aromático, repleto de fruta, bajo en alcohol y apenas efervescente. Tengo experiencia dándoles de probar este estilo a muchos principiantes y puedo asegurar que es un ganador total.

Una vez más en la búsqueda de simpleza, frescura total y poca complejidad. Lo mejor, encima, es que en general hablamos de vinos que dan mucho sin meternos en gastos exorbitante. En Argentina está plagado de vinos económicos y que van directo al corazón del placer: Etchart Privado Torrontés, López Dulce Natural e, incluso, algunos Moscatel como los que les recomendé en esta nota.

Heidi2Heidi Mäkinen
Finlandia – #8 Concours du Meilleur Sommelier Du Monde 2016

Un vino que yo recomendaría es un blanco alemán: un Riesling Kabinett de Mosel, bajo en alcohol y con un poquito de azúcar residual. Un vino con tanto sabor a fruta y tan fresco, sería una agradable primera aproximación para cualquiera que esté dando sus primeros pasos en el mundo de los alcoholes.

Nuevamente: blanco y simpleza. Una versión local interesante es el Torrontés que, si bien su nariz invasiva y dulzona levanta amantes y detractores por igual, te propone mucho disfrute a un costo bajo. Tomalo frio. Heladera más freezer, para hacerte amigo de a poco.

Un comentario en “¿Por dónde arrancar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *